Integrantes del Grupo de Lima se salieron de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) en Madrid, al momento que hizo uso de la palabra el canciller Jorge Arreaza, incluido el representante de Chile, país que asume en esta edición la Presidencia de la Cumbre.  El compromiso con el cambio climático es lo de menos.

De esta manera, los países del Grupo de Lima intentaron boicotear al representante venezolano para mostrar su desconocimiento del Gobierno de Nicolás Maduro y su apoyo al opositor Juan Guaidó, como mandatario venezolano.

El Grupo surgió en 2017 derivado de la Declaración de Lima del 8 de agosto, que fue suscrita por 12 países americanos, a los que se unieron varios más más entre los que se encuentra Estados Unidos.

Pese al incidente, Arreaza habló,y  agradeció a España por organizar el foro “en tiempo récord” y dijo que “la especie humana está en peligro de extinción”, además de criticar el sistema económico actual.

El político venezolano apuntó que “el planeta ha sido víctima del capitalismo, de sus patrones de producción y de su relación con los medios de producción asociados al neoliberalismo, y del secuestro financiero del orden mundial”, ha afirmado.

El representante del gobierno de Maduro criticó a Estados Unidos y dijo que es el emisor de 15 % de los gases de efecto invernadero y que, “a pesar de ello, pretende desviar la atención y autoexcluirse de las políticas comunes y colectivas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here