Pese a que el número de personas forzadas a abandonar sus hogares alcanzó niveles récord en 2018, sólo se logró cubrir un 4,7% de las necesidades de reasentamiento en 2018, señala la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Esto significa que  de los 1,2 millones de refugiados que necesitaban ese año dejar la nación inicial de acogida para ir a un tercer país, menos de 56 mil pudieron viajar finalmente, impactante si se tiene en cuenta que “menos de 1% de los 19,9 millones de refugiados que hay en el mundo bajo mandato de ACNUR será reasentado”.

Es una llamada a la solidaridad y a compartir la carga”, dijo en rueda de prensa Shabia Mantoo, portavoz de ACNUR, quien comentó que “es imperativo que haya más solidaridad y compartir la carga para poder acomodar y acoger a gente que ha tenido que dejar sus hogares, porque la mayoría están en países que tienen muchos retos y tienen que cuidar de sus propios ciudadanos además de las poblaciones desplazadas.

Los refugiados que necesitan reasentamiento se encuentran en generalmente en países vecinos a las áreas en conflicto y 85 % de ellos está en países pobres o de renta media.

En 2018, Estados Unidos se mantuvo como el principal país de reasentamiento de refugiados, con 17 mil113 personas admitidas, seguido de Canadá, con 7 mil 713; Reino Unido, con 5 mil 702; y Francia con 5 mil 109.

La mayor parte de las necesidades de reasentamiento de 2019 será para refugiados sirios acogidos en países de Oriente Medio y Turquía y para los refugiados que se encuentran en tránsito a lo largo de la ruta del Mediterráneo central, donde los movimientos hacia Europa siguen teniendo un devastador coste en vidas humanas.

El Pacto Mundial sobre Refugiados llama a los Estados a ofrecer más plazas de reasentamiento, a través de la expansión de programas actuales o del establecimiento de nuevos mecanismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here