“De chile, de dulce y de manteca”, los deliciosos tamales llegaron como cada año para su degustación al Museo Nacional de Culturas Populares en la ya tradicional Feria del Tamal que, en su edición XVII, se llevará a cabo a partir de este martes 29 de enero y hasta el domingo 3 de febrero.

Más de 50 expositores provenientes de 13 estados de la República Mexicana, así como de 6 países de América Latina, participan en esta celebración por el Día de la Candelaria para ofrecer una gran variedad de sabores tanto de tradiciones ancestrales como de recetas innovadoras.

Luis Castrejón, director de Desarrollo Regional y Municipal de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, destacó que esta feria muestra la fuerza de la diversidad cultural de nuestro país a través de la cocina tradicional.

La celebración es con comida, que deviene de una tradición ancestral que cada día está más vigente, gracias a la innovación creativa que hace a la cocina mexicana tan diversa y vasta, que refleja las particularidades de cada una de las regiones de nuestro país.

Y es que en la Feria del Tamal la variedad se antoja: los hay desde los tradicionales verdes, de mole y dulces, en hoja de elote y de plátano, pero también de exóticos sabores como pejelagarto, gusano de maguey y piangua (una especie de almeja) con masa de plátano verde, sin olvidar el zacahuil.

Las combinaciones no se han hecho esperar y se pueden probar sabores como el tamal largo de anís con mole, el de bisteck en pasilla, chicharrón prensado en guajillo, el de chipilín con queso o camarón y para los vegetarianos, el de elote, el de cilantro con queso, de frijol, de tres quesos y de espinacas con queso en salsa verde.

En cuanto a los tamales dulces la oferta incluye de maracuyá con coco y anís, de manzana, canela y cereza, nata con durazno, chocolate, limón, mango, frutos rojos y moka.

De otros países los comensales podrán disfrutar del tamal panameño de carne de puerco así como del bollo preñao, de Honduras el nacatamal catracho y la montuca, de Venezuela la hallaca con carne de cerdo, pollo y res con garbanzos, aceitunas y alcaparras y de Colombia el tamal costeño, el tolimense o el amazonas con mariscos.

Y para acompañar estas delicias culinarias, las bebidas no podían faltar: hay atoles de todos sabores, como el velo de novia, de maracuyá, arándano, piña y manzana, además de chocolate caliente y aguas frescas como de avena, téjate, pozol, tascalate y la mistela caribeña con agua de coco, piña, manzana, canela y cereza.

Los expositores agradecieron la existencia de la Feria del Tamal, un gran espacio para compartir con el público su gastronomía y sus costumbres ancestrales que deleitan el paladar.

La XVII Feria del Tamal se llevará a cabo a partir de este martes 29 de enero y hasta el domingo 3 de febrero de 10:00 a 20:00 horas en el Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en av. Hidalgo 289, colonia Del Carmen en Coyoacán. La entrada es gratuita.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here