Desquitarse con Donald Trump puede ser una buena medida para combatir el stress, o al menos así lo visualizó una compañía nipona que es la sensación en un salón tecnológico en China con un maniquí del presidente de estados Unidos que los visitantes pueden golpear en la cabeza con un martillo.

La cabeza de Trump tiene un resorte que la hace moverse y es la gran novedad en el Consumer Electronics Show Asia, versión asiática del célebre salón tecnológico de Las Vegas. el aparato fue instalado en el salón por la compañía japonesa Soliton Systems, especializada en inteligencia artificial.

El salón de Shangái, organizado por el sindicato profesional estadounidense de electrónica, fue abierto en plena guerra comercial entre China y Estados Unidos, cuyos gobiernos se aplican aranceles punitivos sobre mercancías por valor de 360 mil millones de dólares de comercio bilateral anual.

Esta guerra comercial preocupa a los mercados mundiales y tiene un importante componente tecnológico por las presiones de Washington a gobiernos de todo el mundo para que no contraten los servicios del gigante tecnológico chino Huawei, especialista en instalación de redes de internet móvil 5G.

“Todavía sería mejor si pudieran utilizar las manos y los pies. Con el martillo no es tan divertido”, explica Wang Dongyue, un visitante, tras haber dado un gran mazazo en la cabeza ficticia del presidente estadounidense. (Afp)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here