El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, y Timothy J. Shea, director en funciones de la Administración Antidrogas, anunciaron el arresto de 1.840 individuos y el decomiso de más 12 mil 955 kilos de metanfetaminas, como resultado de un operativo dirigido a los principales centros de distribución de drogas de los cárteles mexicanos en Estados Unidos.

Los funcionarios estadounidenses ofrecieron detalle de los primeros 6 meses de la operación “Escudo de Cristal”, que supuso también el decomiso de 284 armas de fuego y 43,3 millones de dólares provenientes del narcotráfico.

Barr y Shea señalaron que los objetivos principales de la operación fueron el cártel de Sinaloa y el cártel Jalisco Nueva Generación.

Durante una conferencia de prensa en Phoenix, Arizona, donde se anunció el operativo Barr explicó que “la metanfetamina es una droga brutal relacionada con crímenes violentos y responsable de demasiadas muertes por sobredosis”.

La operación comenzó en febrero pasado en 9 ciudades identificadas como centros de distribución de los cárteles: Atlanta, Dallas, El Paso, Houston, Los Ángeles, Nueva Orleans, Phoenix, San Diego y San Luis.

En estás ciudades se decomisó 75% del total de metanfetaminas confiscadas por la DEA en 2019.

El principal objetivo de “Escudo de Cristal” fue concentrarse en los centros de distribución de la metanfetamina en Estados Unidos y tanto Barr como Shea se dijeron complacidos con los resultados a pesar de la pandemia de la COVID-19, que afectó la operación.

“Este problema no será resuelto mientras no se solucione también en México”, dijo Barr, y agregó que trabaja muy de cerca con el Gobierno mexicano, incluyendo la posible extradición de líderes de cárteles para ser enjuiciados en Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here