El Gobierno japonés podría considerar la declaración del estado de emergencia si el coronavirus continúa propagándose. Así lo anunció el miércoles Nishimura Yasutoshi, ministro a cargo de la Revitalización Económica y responsable de coordinar la respuesta a la pandemia.

 Nishimura escribió en Twitter que el estado de emergencia tendría por objetivo proteger la vida de la gente. El ministro indicó que hay que detener los contagios cueste lo que cueste.

Por lo que respecta al periodo vacacional de fin de año y Año Nuevo, Nishimura volvió a solicitar que se pasen las fiestas únicamente en familia; es decir, sin reunirse con otras personas. 

Además, pidió precaución al ver a parientes de edad avanzada. Dirigió estas últimas palabras a aquellos que van a regresar a su lugar de origen de zonas donde el virus sigue propagándose.

Por otro lado, el doctor Kutsuna Satoshi, del Centro Nacional de Salud y Medicina Globales, advirtió, también a través de las redes sociales, que, en Tokio, el sistema sanitario ya se está viendo sometido a una presión extrema.  Si el virus sigue propagándose, dijo el experto, se perderán vidas que podrían haberse salvado en condiciones normales.

Ferrocarriles del Este de Japón suspendieron  su servicio nocturno de fin de año en la línea Yamanote, entre otras, además de sus servicios especiales para contemplar el primer amanecer del Año Nuevo.

Otras compañías como Tokyo Metro tomaron medidas similares. Los gobernadores de Tokio y otras 3 prefecturas colindantes solicitaron a las empresas ferroviarias que suspendieran sus servicios especiales de Nochevieja.

Es común que un gran número de personas visite templos o santuarios, o asista a otras celebraciones en la zona de Tokio en ocasión del Año Nuevo.

Sin embargo, este año, como consecuencia de la pandemia, las grandes pantallas de anuncios en el cruce de Shibuya, cerca de la estación homónima, fueron apagadas antes de lo normal para evitar que un gran número de personas se congregue.

Por otra parte, el santuario Meiji Jingu, en el distrito de Shibuya, permanecerá cerrado desde la noche del 31 de diciembre hasta la mañana del 1 de enero. El santuario ha exhortado a las personas a escalonar sus visitas durante las siguientes semanas para evitar grandes concentraciones de gente. (NHK)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here