Se acerca la posibilidad de acceder a una vacuna contra el coronavirus, y en la postura de no relajar las medidas o bajar la guardia, el Gobierno italiano prepara un decreto que entraría en vigor el 4 de diciembre para prorrogar la prohibición de salir, el toque de queda y cierre de escuelas en las zonas de alto riesgo.

Hay temores de que se produzca una tercera ola de la Covid-19 en el país, y de acuerdo con la prensa italiana, hay un descenso sostenido de contagios, pero aún así, el Gobierno no autorizará aperturas ante el temor de una nueva oleada de contagios, que pondría en un predicamento al sistema sanitario.

Por ello, con el peso de los 800 muertos diarios, en el próximo decreto, que se debe aprobar antes del 3 de diciembre y que durará todo un mes, en las regiones consideradas zona roja y sujetas a un confinamiento ligero se mantendrá la prohibición de salir del domicilio si no es por trabajo, salud o emergencias.

Lo que parece definitivo también es que no se abrirán las estaciones de esquí durante diciembre.

Más aún, el Gobierno tampoco permitirá la vuelta al colegio hasta pasadas las vacaciones de Navidad, y en las zonas rojas así como en algunas regiones, los colegios cerraron desde el segundo año de la educación secundaria.

Se permitirá el traslado a segundas residencias sin sobrepasar las fronteras regionales, en las regiones en las zonas amarillas

La única concesión será la del horario de apertura de tiendas hasta las 22 horas, y el Gobierno sostendrá la reapertura de bares y restaurantes solo hasta las 18 horas, a pesar de las peticiones del sector que atraviesa una crisis.

Uno de los temas que aún no ha puesto al Gobierno de acuerdo es las reuniones familiares de estos días. La sugerencia, es invitar a los italianos a que no se reúnan más de 6 u 8 personas en una casa, siempre que formen parte del círculo familiar cercano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here