El Gobierno de Estados Unidos difundió una orden para que sus agencias actualicen los sistemas operativos Windows a la última versión, luego de que la Agencia de Seguridad Nacional detectara una vulnerabilidad en el código.

La carta de la Agencia explica que “lo más importante que puedes hacer para proteger tu seguridad cibernética es actualizar el software y, si eres usuario de Windows, hoy es tu día”, luego de que encontró un fallo en el código, de lo cual informó a Microsoft para que la empresa tecnológica solucionara el problema y pusiera a disposición de todos los usuarios una versión actualizada.

La vulnerabilidad del código permitía a un hacker acceder a información en el ordenador o espiar actividades en ese sistema, aunque desde CISA aseguraron que por el momento no tienen constancia de que este fallo haya sido aprovechado por alguien.

La Agencia apuntó que “estas vulnerabilidades suponen un riesgo inaceptable para el desempeño gubernamental y requieren una respuesta de emergencia inmediata”, y el fallo de código tiene “gran potencial para poner en peligro la integridad y confidencialidad”.

Precisamente desde el 14 de enero, el sistema operativo Windows 7, uno de los más populares de la pasada década, dejó de recibir apoyo técnico, lo que hace a quienes sigan utilizándolo más vulnerables a ataques de piratas informáticos.

Según el portal Net Market Share, uno de cada cuatro ordenadores en el mundo sigue operando con Windows 7, pese a que Microsoft ya alertó hace un año de que a principios de 2020 dejaría de actualizar el sistema con nuevos parches a medida que se descubran potenciales ataques o debilidades en el software.

En la práctica, y como ocurrió hace unos años con  Windows XP, dejar de ofrecer actualizaciones y apoyo técnico hará a quienes no cambien a un nuevo sistema operativo más vulnerables a posibles virus, troyanos o ataques por parte de piratas informáticos.

Según los datos más recientes de diciembre de 2019, más de la mitad de los ordenadores de sobremesa o portátiles en el mundo tienen instalado Windows 10, la última versión del sistema operativo, pero un considerable 26,62% siguen usando Windows 7. El resto lo componen usuarios de Mac con sistemas operativos de Apple, de Windows 8 y 8.1, Linux y un 2% de usuarios que se resisten a abandonar Windows XP, pese a que Microsoft ya no ofrece apoyo para este software desde hace 5 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here