El  ministro de Justicia del gobierno de facto boliviano, Álvaro Coimbra, aseguró que serán investigadas 592 autoridades del Ejecutivo del ex presidente de Bolivia, Evo Morales, pesquisas entre las que se inclyuye al propio Morales.

Las pesquisas abarcarían a miembros de la dirigencia del Movimiento al Socialismo, familiares, exministros, exviceministros, exjefes de gabinete, exautoridades de organismos públicos y empresas estatales, que hayan tenido funciones entre 2006 y noviembre de 2019.

El funcionario del gobierno surgido de un golpe de Estado afirmó que dicha acción se toma por la necesidad que tienen los países de recuperar los activos que hayan sido producto de delitos de corrupción, terrorismo y narcotráfico, y apuntó que espera “tener algún reporte” de las investigaciones en 3 meses para identificar y recuperar activos en el extranjero.

Coimbra no ofreció nombres de los señalados, pero comentó que en la lista entran “todas las autoridades jerárquicas del órgano Ejecutivo”; expresidente, exvicepresidente, exministros y exjefe de Gabinete” y quienes ya tengan abiertos procesos penales.

El funcionario del régimen de facto dijo que en la investigación se incluía a políticos de alta jerarquía, funcionarios gubernamentales, judiciales, militares, altos ejecutivos de empresas estatales y funcionarios importantes de partidos políticos.

Coimbra explicó que se creó un grupo conformado por el Ministerio de Justicia, la Procuraduría General de Estado, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Fiscalía General del Estado y el Ministerio de Gobierno “para lograr la recuperación de activos en el extranjero”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here