El diario The Korea Harold da cuenta hoy de un caso ocurrido a principios de noviembre, En el que un ciudadano norcoreano escapó de su país y cruzó la frontera con Corea del Sur saltando una valla de 3 metros.

La publicación cita como fuente a un funcionario de Seúl familiarizado con el asunto y precisa que se trata de un hombre de unos de 30 años, que es investigado en Seúl.

Las autoridades buscan saber que motivó al norcoreano a dejar su país, y como lo hizo, aunque dijo a los investigadores que pudo cruzar la frontera porque fue gimnasta.

Para confirmar su versión, fue obligado a a saltar la valla 2 veces, en presencia de los sudcoreanos.

Más aún, el diario Chosun apunta que el hombre usó un poste de hierro para saltar, y los guardias fronterizos dijeron que no encontraron ningún daño en la cerca, pero sí una marca en la parte superior del alambre de púas.

Se investiga si el poco peso del presunto gimnasta y su experiencia, podrían haberle permitido saltar la valla.

Apenas el 3 de noviembre, un hombre cruzó la frontera entre las Coreas, y entró en la zona desmilitarizada caminando a través los puestos en el condado de Goseong.

El Ejército de Corea del Sur lo arrestó 14 horas después. Estaba vestido de civil y declaró que estaba solicitando asilo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here