La llegada del huracán Dorian a Estados Unidos la semana pasada, mostró entre otras cosas que no todo está perdido en ese país aún a pesar de su clase política, y un niño de 7 años decidió invertir el dinero que ahorró para conocer Disneylandia en ayudar a los damnificados del fenómeno climático.

La noble acción del niño tuvo por supuesto una recompensa inesperada por parte de los propietarios del famoso parque temático.

El chamaco de nombre Jermaine Bell, había ahorrado durante más de un año para llevar a su familia al centro turístico de Disney en Orlando para festejar su cumpleaños este mes de septiembre, pero los estragos causados por Dorian en Carolina del Norte le hicieron, cambiar de opinión y vació su alcancía para comprar hot dogs, papas fritas y agua.

El pequeño armó un pequeño puesto en la calle y con una pancarta y un delantal improvisado, ofreció gratis los víveres a los afectados por el desastre.

Su acción tuvo repercusiones y este lunes, empleados de Disney con Mickey Mouse a la cabeza llegaron a su casa para entregarle como regalo unas vacaciones pagadas para él y su familia en el parque de Orlando a fines de este mes.

Su madre, Lauren Creech, dijo que no imaginaba que su hijo fuese a actuar de esa manera, pero que siempre ha tratado de inculcarle la idea de que cada acción buena es retribuida.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here