Australia ha dado un paso importante en el campo de la igualdad de género a la hora de otorgar salarios en actividades similares, y las futbolistas de la selección nacional australiana cobrarán el mismo sueldo que sus homólogos masculinos.

El acuerdo  fue anunciado este miércoles y constituye un paso importante hacia una mayor igualdad de género, gracias a lo cual estrellas de la selección femenina  como Sam Kerr y Ellie Carpenter, ganarán lo mismo que los astros del equipo masculino como Aaron Mooy y Mat Ryan.

El convenio anunciado por la Federación Australiana de Fútbol destaca además que tanto mujeres como hombres viajarán al extranjero en clase preferente.

Chris Nikou, presidente de la Federación, dijo que “el fútbol es un juego de todos y este nuevo convenio colectivo representa un paso hacia la adopción de los valores de igualdad, de integración y de igualdad de oportunidades”.

Según el acuerdo por 4 años, los 2 conjuntos conocidos como Socceroos (hombres) y Matildas (mujeres), recibirán el 24% de los ingresos recaudados por los 2 equipos nacionales, y de esta cantidad, los jugadores se han comprometido a donar el 5% a los equipos juveniles nacionales.

Además, la parte de la ganancia de los jugadores que logren clasificarse para un Mundial pasará del 30 al 40%.

Hace unos meses ya se había firmado un acuerdo que establece que las futbolistas australianas cobren el mismo salario mínimo que sus homólogos masculinos, y según el director general de la Federación, David Gallop, “compartir los ingresos es una elección de los Socceroos”.

El director general de los futbolistas profesionales australianos, John Didulica, calificó el acuerdo de contrato “único” en el mundo del fútbol.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here