Una gallina que ingresó en el campo de juego durante un partido de fútbol junto con un grupo de aves de corral de un gallinero aledaño en Croacia, pagó con la vida la osadía

El suceso se produjo en el marco de un encuentro de la segunda división del futbol croata, y se dio cuando Iván Gazdek, jugador del NK Jelengrad, molesto por la invasión de gallinas en el terreno de juego, persiguió a las aves para expulsarlas de la cancha, al grado de darle una patada en la cabeza a una de ellas.

En las imágenes filmadas se aprecia que la gallina cayó muerta antes de abandonar el terreno de juego, por lo que Gazdek la tomó de las plumas y la aventó fuera de la cancha por encima de una cerca.

Cuando el jugador  se disponía a regresar al juego, el árbitro lo expulsó al mostrarle la tarjeta roja directa “por conducta antideportiva”.

“Créanme, no fue intencional […] balanceé mi pie y la maté por accidente”, explicó Gazdek, de 23 años de edad, aunque su salida del partido no impidió que su equipo goleara 8 a 1 al rival, el NK Jasenovac.

El jugador se disculpó con la propietaria de la gallina y le compró otra como compensación, pero una ONG animalista local afirmó que presentará cargos en su contra por el “acto criminal de matar o torturar animales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here