La Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado de Italia impuso una multa económica de más de 10 millones de euros, a la Apple Distribution International y Apple Italia, debido a la comprobación de casos relacionados a prácticas comerciales desleales.

En un comunicado de las autoridades italianas, se indica que los modelos de teléfono de las series iPhone 8, iPhone X y iPhone 11, fueron promocionados como artículos resistentes al agua a una profundidad máxima entre 4 y 1 metro, y hasta por un lapso de 30 minutos.

La compañía no advirtió a los consumidores que estas propiedades solamente aplican bajo condiciones específicas y controladas y no bajo las condiciones de uso cotidianas.

Por otro lado, la Autoridad Antimonopolio italiana consideró que el descargo de responsabilidad en el que se estipula que “la garantía no cubre los daños causados ​​por líquidos” es “adecuado para engañar a los consumidores”, pues no establece adecuadamente condiciones y limitaciones de reclamos relacionado con la resistencia al agua del teléfono de la empresa de la manzana.

Asimismo, las autoridades acusaron a Apple de prácticas comerciales agresivas por negarse a brindar asistencia de garantía cuando los modelos iPhone promocionados como resistentes al agua se dañaron al ser introducidos en líquidos, lo cual viola los derechos de los consumidores.

No se trata de señalamientos nuevos contra la empresa tecnológica, ya que fue acusada en Estados Unidos de ocultar problemas con la batería de algunos de sus antiguos teléfonos, por lo que aceptó a pagar 113 millones de dólares en compensaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here