Los miembros de la Unión Europea acordaron poner en operación un fondo dotado con 100 mil millones de euros para otorgar préstamos a los países más afectados pr el Covid-19, entre los que destacan España e Italia.

El plan ayudará a los países para evitar los despidos a causa de la pandemia de coronavirus al permitir utilizar la financiación del bloque para inyectar dinero en empresas que mantienen contratados a sus trabajadores a pesar de haber perdido la actividad, de tal manera que los Estados puedan pagar los salarios.

El fin es minimizar los despidos para que la economía pueda echar a rodar cuanto antes una vez termine la emergencia sanitaria. Los fondos deberán estar operativos a partir del 1 de junio y se prevé que la medida funcione hasta el 31 de diciembre de 2022, aunque podría prorrogarse hasta seis meses más.

La iniciativa forma parte de uno los tres bloques de ayudas pactadas el pasado 9 de abril por los países europeos, cada uno por un valor de 540.000 millones de euros, destinados a para soportar empleos, trabajadores, empresas y Estados miembros del bloque comunitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here