El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pronunció la noche del martes y con un retraso de 2 semanas lo que fue su segundo discurso sobre el Estado de la Unión al frente de la Casa Blanca y como se esperaba, habló del problema en la frontera sur. Otorga votos

Como se esperaba en una parte del largo mensaje de casi hora y media de duración, Trump habló de lo que a su juicio es “la peligrosa frontera sur”, y basado en casos aislados de actos violentos, dijo que había ordenado movilizar a 3 mil 750 soldados hacia la frontera con México para contener a los migrantes centroamericanos.

“He ordenado a otros 3,750 soldados a nuestra frontera sur para prepararme para la tremenda embestida. Esta es una acción moral, la vulnerabilidad de la frontera sur es un peligro para la seguridad nacional”, dijo Trump.

El mandatario estadounidense advirtió que el muro será construido y le dijo a los legisladores que es momento de que le muestren al mundo que “Estados Unidos está comprometido en acabar la inmigración ilegal y en poner fuera del negocio a los despiadados coyotes, cárteles, vendedores de drogas y traficantes de seres humanos”.

Dijo a sus interlocutores en el Congreso, que les estaba pidiendo “que defiendan nuestra peligrosa frontera en el sur por amor y devoción a nuestros conciudadanos y a nuestro país. En el pasado, la mayoría de las personas en esta sala votaron por un muro, pero el muro adecuado nunca se construyó. Lo construiré”.

Aseguró que la frontera sur de su país es un lugar “sin ley”, y que es “una amenaza para la seguridad y el bienestar financiero de todos los estadounidenses”.

Aprovechó para recordarle al Congreso que quedan escasos 10 días para tener una ley contra la inmigración ilegal, a coyotes que trafican con personas, porque este “es un asunto moral”, al tiempo que se declaró en favor de los migrantes que ayudan a enriquecer a Estados Unidos. Quiero que la gente venga a nuestro país, pero tiene que entrar legalmente”.

Presentó algunos casos de norteamericanos presuntamente atacados por migrantes y dijo, sin pruebas, que “año tras año, innumerables estadounidenses son asesinados por extranjeros ilegales y criminales

En otras cosas, Trump expresó que “muchos de nosotros han hecho campaña bajo las mismas promesas clave de defender los trabajos estadounidenses y un comercio justo para trabajadores estadounidenses, de reconstruir y revitalizar la infraestructura de nuestra nación, de reducir los precios de la atención médica y fármacos recetados, de crear un sistema migratorio seguro, legal y moderno, y de seguir la política exterior que pone los intereses de Estados Unidos”.

Habló de sus logros económicos, del crecimiento del empleo a niveles históricos, y de temas de seguridad en los que lo mismo expresó nuevamente su condena al régimen venezolano de Nicolás Maduro, sus negociaciones en Afganistán, y su decisión, ya oficial, de retirar al país del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto

Añadió que la agenda de su discurso no es republicana ni demócrata, sino de todo el pueblo estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here