Luego de la ola de protestas registradas el pasado fin de semana el Polonia, el gobierno derechista del país europeo ha detenido por el momento la aplicación del fallo del Tribunal Supremo que limita casi en su totalidad el acceso al aborto, asunto que ha generado polémica y divisiones.

Una fuente cercana al gobierno dijo este martes que el gobierno está analizando la medida para buscar una solución. El fallo del tribunal iba a publicarse oficialmente el lunes, pero no ocurrió y hasta que no se publique no tiene efecto legal.

Michal Dworczyk, secretario del despacho del primer ministro Mateusz Morawiecki, dijo que “hay una discusión en curso y sería bueno tomarnos un tiempo para el diálogo y para hallar una solución a esta situación que es tan difícil y provoca altas emociones”.

La corte constitucional determinó el pasado 22 de octubre que es inconstitucional todo aborto de un feto por tener defectos congénitos, restringiendo así una ley que era ya una de las más restrictivas sobre el aborto en Europa.

De acuerdo con el fallo judicial, serían legales los abortos solo en caso de que la salud de la madre corra peligro o cuando el embarazo sea resultado de un crimen, como la violación o el incesto, decisión que ha derivado en protestas masiva desde que se conoció el fallo.

La mayoría de los inconformes son jóvenes en su mayoría, y en sus movilizaciones han ignorado las normas sanitarias para prevenir el coronavirus, que prohíben la aglomeración de más de 5 personas en un solo lugar, por lo que Morawiecki ha llamado a un diálogo entre manifestantes y oposición a fin de hallar una solución.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here