El primer ministro británico, Boris Johnson, calificó el intento de frenar sus planes de lograr una salida sin acuerdo de la Unión Europea de “rendición” a Bruselas.

Y es que la Cámara de los Comunes aprobó por 328 votos a favor y 301 en contra la moción que da luz verde a la tramitación de una ley que tiene como objetivo frenar la posibilidad de una salida no negociada del Reino Unido de la Unión Europea.

El proyecto de ley se someterá este miércoles a votación en el Parlamento por la vía rápida y, en caso de ser aprobado, pasará a la Cámara de los Lores, donde los conservadores no tienen mayoría.

Johnson, según fuentes de Downing Street, tras perder esta importante votación, tendría la intención de convocar unas elecciones anticipadas que se celebrarían el próximo 14 de octubre.

Tras la suspensión de la actividad parlamentaria aprobada por Johnson desde el 10 de septiembre hasta el 14 de octubre, conservadores rebeldes y opositores tratan de acelerar todos los procedimientos legales para impedir los planes del primer ministro para abandonar la Unión Europea el próximo 31 de octubre “pase lo que pase”.

La intención del premier de eliminar al parlamento de sus planes de un brexit duro podrían costarle el cargo heredado de Theresa May.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here