El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que a partir del viernes 30 de octubre entrará en vigor un nuevo confinamiento vigente hasta el 1 de diciembre.

Macron hizo el anuncio en rueda de medios en medio de un fuerte rebrote de contagios de coronavirus en el país, advirtiendo que, la segunda ola de coronavirus será peor que la primera.

A partir del viernes, los franceses deberán aportar de nuevo un certificado de desplazamiento oficial para probar que salen de casa por una necesidad, y según el presidente, las únicas salidas autorizadas serán “para ir al trabajo, a una cita médica, dar asistencia de emergencia, ir de compras o para tomar el aire”

Negocios no esenciales, bares y restaurantes no podrán abrir, al tiempo que se prohíben las reuniones privadas. Paralelamente, las guarderías, escuelas, colegios y liceos permanecerán abiertos.

Macron apuntó que “nuestros niños no se verán privados de forma prolongada de la educación, del contacto con el sistema escolar”, y tocante a las instituciones de enseñanza superior, deberán realizar las clases a distancia.

El desplazamiento entre regiones queda prohibido excepto este fin de semana, con motivo del Día de Todos los Santos. Mientras tanto, las fronteras europeas “permanecerán abiertas”, dijo el presidente.

El primer ministro, Jean Castex, ofrecerá este jueves su propia rueda de prensa para detallar las nuevas medidas aprobadas por el Gobierno para hacer frente a la segunda ola de la pandemia.

Francia contabiliza 1, 2 millones de contagios, de los que 36 mil 437 se confirmaron en las últimas 24 horas, mientras que el total de víctimas es de 35 mil  785.

“Estamos abrumados por una segunda ola que, ahora lo sabemos, sin duda será más dura y mortal que la primera”, indicó Macron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here