Una excursión de un día en un crucero en Alaska  dio a los turistas una oportunidad única, ya que pudieron filmar espectaculares imágenes de un enorme fragmento de hielo cayendo al agua desde un glaciar.

El trozo de hielo tenía una altura equiparable a la de un edificio de cinco pisos, por lo que su caída al mar provocó una fuerte ola.

Pasó el 13 de junio en el glaciar de Aialik en el Parque Nacional de los Fiordos de Kenai, informa el diario Daily Mail.  

La tripulación de la embarcación comentó a los turistas que poder ver con los propios ojos el desprendimiento de un fragmento tan grande de hielo no es algo que pase todos los días. (RT) 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here