El presidente de Estados Unidos, Donald Trump preside este martes la firma de acuerdos diplomáticos entre Israel y los estados árabes de Bahrein y Emiratos Árabes Unidos, acto que influirá en la situación de Medio Oriente y que usará seguramente el magnate en su campaña de reelección.

Al encuentro en el jardín sur de La Casa Blanca acuden el Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, los cancilleres de Bahrein y Emiratos Árabes Unidos, así como invitados. Las últimas naciones árabes que dieron un paso similar fueron Egipto en 1979 y Jordania en 1994.

Un alto funcionario de la administración Trump, citado por agencias internacionales, dijo que “las partes están entusiasmadas”, y que no se descarta un apretón de manos entre los representantes árabes y Netanyahu, quienes ya se sometieron a pruebas de coronavirus.

Para el Medio Oriente, esto representa un cambio en el status mantenido por décadas y en el que los países árabes se comportaron unidos en contra de Israel por su trato a los palestinos.

Observadores de Oriente Medio lamentan que los acuerdos ignoran a los palestinos, quienes los han rechazado y los califican como una puñalada por la espalda de sus vecinos árabes.

No hay claridad sobre el contenido de los pactos, lo que levanta dudas sobre su permanencia en el tiempo. Más aún, se asegura que habría un documento común y luego acuerdos bilaterales separados entre Israel y los dos países árabes.

Donald Trump presidirá un momento histórico a menos de 50 días para las elecciones, en donde las encuestas lo ponen debajo de su contrincante demócrata, Joe Biden. Asimismo, el acuerdo puede ayudar al israelí Netanyahu, acusado en su país de actos de corrupción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here