La Fiscalía siciliana de Agrigento, ordenó este martes la incautación de la nave humanitaria española “Open Arms” y el desembarco inmediato en el puerto italiano de Lampedusa, de los cerca de 100 migrantes que están a bordo.

El fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, determinó lo anterior tras subir a la nave española acompañado de médicos para verificar el estado de los migrantes y la situación a bordo, descrita por la tripulación como desesperante.

El funcionario tomó la decisión basado en el artículo 328 del Código Penal que castiga con entre 6 meses y 2 años al funcionario público que omita su deber que “por razones de justicia o de seguridad pública, o de orden público o de higiene y salud, debe ser cumplido sin retraso”.

El barco Open Arms se quedará 2 semanas en Italia para realizar una pesquisa, toda vez que la Fiscalía investigaba un presunto delito de secuestro de personas, no dirigido contra nadie en concreto, para determinar por qué no han podido desembarcar a los migrantes en Italia, aunque se sabe que quien impedía el desembarco era el ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini.

Patronaggio viajó a Lampedusa en helicóptero, luego de que esta mañana, varios migrantes se lanzaron al mar tratando de alcanzar a nado la costa.

El “Open Arms” sigue fondeado desde hace 3 días a pocos metros del puerto de Lampedusa y finalmente el Gobierno español ordenó hoy el envío de un buque militar para acoger a los migrantes y acompañar a la nave humanitaria al puerto de Mallorca.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here