Las finanzas públicas sufrieron los primeros impactos por el cierre de la economía y de paso por la caída de precios del petróleo, por lo que los ingresos presupuestarios de enero-abril de 2020 fueron inferiores al programa en 19.7 mil millones de pesos, al ubicarse en un billón 869 mil 254 millones de pesos, reconoció la Secretaria de Hacienda.

Explica que los ingresos presupuestarios fueron menores “debido a la disminución en los precios de los hidrocarburos y combustibles y en las ventas de estos últimos, derivadas de la menor movilidad por las medidas de confinamiento”.

No obstante, los ingresos tributarios en el cuatrimestre aumentaron 5.6% real anual, al ubicarse en un billón 277 mil 818 millones de pesos como resultado de las acciones para reducir la evasión de impuestos.

“Si bien las cifras de abril ya reflejan los primeros efectos sobre la recaudación de las acciones de distanciamiento social, los ingresos tributarios acumulados de los primeros cuatro meses del año fueron 22.1 mil millones de pesos superiores a lo programado”, indica Hacienda.

Al interior de este rubro destacó la caída en la captación de ISR de 14 mil 912.7 millones de pesos respecto del programa, para ubicarse en 696 mil 103 millones, en tanto, el cobro de IVA subió en 38 mil 134 millones de pesos respecto de lo presupuestado, al contabilizar 371 mil 660 millones.

Por otra parte, el gasto presupuestario total registró un incremento real de 7% respecto a enero-abril 2019, al ubicarse en un billón 957 mil 441 millones de pesos.

Todavía se registró un subejercicio, ya que dicho monto fue menor a lo programado en 46 mil 831 millones de pesos.

La dependencia apunta que “los principales resultados en el periodo enero-abril muestran la prioridad que el Gobierno de México ha dado a la atención de la emergencia sanitaria y a la mitigación de sus impactos económicos, así como el manejo responsable de las finanzas públicas en un entorno complejo, con choques adversos sobre la economía mexicana”.

Entre enero y abril, el balance público presentó un déficit de 73.9 mil millones de pesos, menor que el déficit programado de 115.1 mil millones de pesos.

Asimismo, se registró un superávit primario de 117.7 mil millones de pesos, mayor al previsto de 87.9 mil millones de pesos.

Por último, los Requerimientos Financieros del Sector Público  registraron un déficit de 104.6 mil millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here