Una semana después de la masacre en la ciudad neocelandesa de Chrischurch, los musulmanes volvieron este sábado a la principal mezquita de esa población, por primera vez desde la matanza perpetrada por un supremacista blanco que asesino a 50 fieles el 15 de marzo.

Luego del ataque en 2 mezquitas de esta ciudad del sur de Nueva Zelanda, la policía había cerrado la de Al Noor por motivos de seguridad y para llevar a cabo la investigación. este sábado, grupos de fieles de la comunidad musulmana fueron autorizados a ingresar de nuevo al recinto.

Shagat Khan, el presidente de la Asociación Musulmana de Canterbury, declaró que no habían planeado abrir la mezquita tan pronto, pero cuando vieron que las multitudes se reunían después de que se retirara el cordón policial, decidieron permitir que la gente ingresara en grupos administrados”, para que la mezquita esté viva de nuevo”.

Agregó que “los que perdieron a sus familias están bastante emocionales”, y en cuanto a aquellos que estuvieron presentes aquí durante el incidente, por supuesto, los recuerdos regresan”.

Un hombre armado de nombre Brenton Tarrant mató a 50 personas en el peor ataque terrorista registrado en Nueva Zelanda. El sujeto, de nacionalidad australiana, fue acusado de asesinato y se presentará ante la corte el 5 de abril.

Dentro de la mezquita Al Noor, varias ventanas fueron reemplazadas luego de que muchos fieles las destruyeron en su afán por escapar de los disparos durante las oraciones del viernes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here