Hoy es un día especial para los amantes de la buena literatura en todo el mundo: el colombiano Gabriel José García Márquez, uno de los grandes de las letras a lo largo de la historia del buen escribir, se fue hace exactamente 5 años, ya que murió el 127 de abril de 2014 en México.

Gabo, como le decían sus cercanos, nació en la población colombiana de Aracataca en 1927. estudió en 1940 en San José y concluyó su bachillerato en el Colegio Liceo de Zipaquirá, 6 años después. Ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cartagena pero quizás su fuerte no fue el estudio.

se acercó al periodismo por su relación con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella, y después del episodio conocido como el “Bogotazo”, cuando fue  asesinado el dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán, las manifestaciones derivadas del suceso y la  represión, comenzó a colaborar en el periódico liberal El Universal, iniciando su carrera profesional.

Desde 1953, García Márquez colabora en el diario El Nacional de Barranquilla reflejando una preocupación expresiva y vocación de estilo. Su carrera de escritor inicia con una novela breve que evidencia la influencia del escritor norteamericano William Faulkner: La hojarasca (1955).

En 1961 publicó El coronel no tiene quien le escriba, relato en que aparecen  temas recurrentes, y al año siguiente, reunió algunos sus cuentos bajo el título de Los funerales de Mamá Grande, y publicó su novela La mala hora.

Elementos de sus relatos cobran un interés aún mayor al ser integrados en  su obra cumbre, Cien años de soledad, donde Márquez da vida al pueblo mítico de Macondo y la legendaria estirpe de los Buendía, un territorio imaginario donde lo inverosímil y mágico no es menos real que lo cotidiano y lógico. Se ha dicho muchas veces que, en el fondo, se trata de una gran saga americana. En suma, una síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas.

García Márquez cobró fama mundial cuando Cien años de soledad se publicó en junio de 1967 y en una semana vendió 8000 ejemplares. De allí en adelante, el éxito fue asegurado y la novela vendió una nueva edición cada semana, pasando a vender medio millón de copias en tres años. Fue traducido a más de veinticinco idiomas y ganó seis premios internacionales

Tras este libro, Gabriel publicó la que a su juicio sería su novela preferida: El otoño del patriarca (1975), seguida del libro de cuentos La increíble historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1977), y Crónica de una muerte anunciada (1981). Años después nos regalaría El amor en los tiempos del cólera, publicada en 1987.

García Márquez recibió numerosos premios, distinciones y homenajes por sus obras; destacando sin duda el Premio Nobel de Literatura en 1982. Según la laudatoria de la Academia Sueca, «por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de imaginación rica, reflejando la vida y los conflictos de un continente”.

Concluida su última novela novela vuelve al reportaje con Miguel Littin, clandestino en Chile (1986), escribe un texto teatral, Diatriba de amor para un hombre sentado (1987), y recupera el tema del dictador latinoamericano en El general en su laberinto (1989), obra seguida de Doce cuentos peregrinos (1992). Del amor y otros demonios (1994) y Noticia de un secuestro (1997).

En 2002, García Márquez publicó el libro de memorias Vivir para contarla, el primero de los tres volúmenes de sus memorias.  La novela, Memoria de mis putas tristes, apareció en 2004.

En 2007, la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española lanzaron una edición popular conmemorativa Cien años de soledad.

En el cine, Gabriel García Márquez intervino en varios guiones, y desde 1985 compartió, con el cineasta argentino Fernando Birri, la dirección de la Escuela Internacional de Cine de La Habana.

También debido a su fama y a sus puntos de vista sobre el imperialismo de Estados Unidos, fue etiquetado como subversivo y por muchos años le fue negado el visado estadounidense por las autoridades de inmigración.12​ Sin embargo, después de que Bill Clinton fuera elegido presidente de Estados Unidos, éste finalmente le levantó la prohibición de viajar a su país

García Márquez contrajo matrimonio en Barranquilla en 1958 con Mercedes Barcha. En 1959 tuvieron a su primer hijo, Rodrigo, quien se convirtió en cineasta; y 3 años después, nació su segundo hijo, Gonzalo, actualmente diseñador gráfico en Ciudad de México.

García Márquez fue diagnosticado de cáncer linfático desde 1999, y fue hasta abril de 2014 cuando fue internado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición en México, debido a una recaída producto de la enfermedad que le había afectado un pulmón, ganglios e hígado. Murió el 17 de abril de 2014 en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here