El anuncio que el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, hicieron renunciando a sus obligaciones públicas a través de Instagram a principios de enero generó una crisis sin precedentes en el seno de la Corona británica. Por ello, la reina Isabel II organizó en su residencia privada del palacio de Sandringham una reunión con los duques de Sussex, Carlos de Inglaterra y el príncipe Guillermo.

En una declaración oficial al término del encuentro, la soberana expresó que “mi familia tuvo discusiones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia”.

La monarca afirmó que su familia apoya el deseo de Meghan Markle y el príncipe Enrique de “crear una nueva vida como una joven familia”.

Expresó que “si bien hubiéramos preferido que siguieran siendo miembros de la familia real que trabajan a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia”.

“Enrique y Meghan han dejado en claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas”, dice el mensaje oficial. Los miembros de la familia real británica acordaron “un período de transición durante el cual los Sussex pasarán tiempo en Canadá y el Reino Unido”.

“Mi familia tiene asuntos complejos por resolver, y trabajo que hacer, pero he pedido que las decisiones finales sean tomadas en los próximos días”, agregó Isabel II.

Este último acontecimiento supone un duro golpe para la monarquía inglesa. La reina Isabel II; su hijo el príncipe de Gales, y el hermano mayor de Harry, reaccionaron con consternación y molestia a la decisión de Meghan y su esposo de abandonar sus obligaciones públicas, mudarse a “América del Norte” y alcanzar la “independencia económica” con el objetivo de impulsar “un nuevo papel progresista” dentro de la institución real.

En la misma línea, subrayan que su decisión les permitirá criar a su hijo y centrarse en la creación de una nueva entidad caritativa.

En este estado de cosas, trascendió que Markle, habría firmado un acuerdo con Disney para grabar una voz en ‘off’, a cambio de que la compañía estadounidense haga una donación a Elephants Without Borders, organización que ayuda a rastrear y proteger a ese tipo de mamífero de la caza furtiva.

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here