El Gobierno de Estados Unidos extendió al estado de Arizona el programa conocido como Protocolo de Protección Migrante, y un grupo de venezolanos que solicitaron asilo en la frontera de Nogales fue remitido a la ciudad texana de Laredo para ser devuelto a México, que e4n los hechos sigue fungiendo como tercer país.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza informó del primer caso de familias migrantes procesados en Nogales bajo este programa conocido como “Quédate en México”, que estaba activo solo en parte de California y Texas.

Un par de adultos y 3 familias originarias de Venezuela se presentaron el miércoles en el puerto de entrada de Nogales tras cruzar por los carriles destinados a vehículos, informó  la oficina de Aduanas en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la normativa estadounidense, los migrantes que sean arrestados en la frontera de Arizona serán transportados a El Paso en Texas, de donde serán enviados de regreso a México para esperar allí a que se complete su proceso de asilo político, como les ha ocurrido ya a decenas de miles de personas.

Esto fue lo que ocurrió con el grupo de nueve migrantes venezolanos, quienes, de acuerdo a la oficina de Aduanas, ya fueron regresados a México.

La organización Human Rights First publicó un informe en el que asegura que cientos de migrantes son “secuestrados, torturados, violados y violentamente atacados” mientras esperan en México a que se resuelvan sus casos de solicitud de asilo en Estados Unidos..

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here