La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), ampliará la investigación sobre la enfermedad responsable de que se detuviera el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus por parte de la Universidad de Oxford y la farmacéutica europea AstraZeneca.

Fuentes cercanas al asunto aseguraron a la agencia Reuters que el organismo estadounidense también analizará datos de ensayos previos de vacunas similares desarrolladas por los mismos científicos,

De acuerdo con 2 de las fuentes, que no fueron identificadas, la decisión de la Administración de ampliar la investigación aumenta la probabilidad de que el desarrollo de la potencial vacuna contra el covid-19 tenga retrasos adicionales, y se espera que los datos solicitados sean entregados esta semana, después de lo cual la dependencia norteamericana necesitará un tiempo no definido para estudiarlos.

Una de las fuentes expresó que “simplemente, muestra que la FDA está siendo minuciosa”, y agregó que la ampliación no significa que el organismo gubernamental considere que existieron problemas de seguridad asociados con cualquiera de esas vacunas.

La tercera fase de los ensayos clínicos de esta vacuna fue puesta en pausa por causa de una “enfermedad potencialmente inexplicable” en uno de los participantes, desde el pasado 6 de septiembre. Posteriormente se identificó que habría sido mielitis transversa el problema registrado por uno de los 30 mil voluntarios que están participando en los ensayos y que han recibido una dosis experimental del fármaco.

se trata de una enfermedad neuronal que consiste en la inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal, que se desarrolla por lo general después de haber sufrido diversas infecciones virales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here