El Tribunal de Casación de Francia rechazó en definitiva el recurso del expresidente Nicolas Sarkozy para evitar ir a juicio por presunto financiamiento ilegal de su campaña de reelección de 2012 en a cual por cierto, fue derrotado.

El fallo significa que el caso de Sarkozy, será devuelto a la corte penal y el exmandatario afrontará un juicio por la investigación abierta en 2014 por acusaciones de que su campaña había excedido el límite máximo permitido de 22,5 millones de euros de financiamiento y trató de ocultar los gastos reales.

El caso se centra en el hecho de que el partido del expresidente, llamado en ese tiempo Unión por Movimiento Popular, acudió a los servicios de la empresa de relaciones públicas Bygmalion para encubrir las verdaderas sumas invertidas en la campaña de Sarkozy.

El Consejo Constitucional  sancionó en 2013 al exjefe de Estado, quien pagó más de 360.000 euros de multa por superar el tope de  gastos de campaña permitidos y devolvió la subvención pública de casi 12 millones de euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here