El expresidente peruano Alan García se disparó este miércoles cuando iba a ser detenido en su residencia de Lima por supuestos delitos de corrupción relacionados con el caso Odebrecht.

García, que gobernó Perú en 2 ocasiones, de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011, fue trasladado de urgencia por la policía local al hospital Casimiro Ulloa de la capital peruana, y fuentes médicas consultadas por Efe reportaron que el expresidente fue ingresado en el hospital recogen un traumatismo por arma de fuego en el lado derecho de la cabeza.

Todo ocurrió cuando agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad llegaron a la casa del exmandatario, sobre el que pesa desde finales de 2018 una orden para impedir su salida del país, para someterlo a una detención provisional por 10 días ordenada por el Poder Judicial.

Erasmo Reyna, abogado de García, dijo esta mañana en el hospital que  “ha sucedido este lamentable accidente: el presidente tomó la decisión de dispararse”.

además del expresidente, el poder judicial peruano ordenó el arresto de Luis Nava, secretario presidencial bajo el Gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, colaboradores del expresidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here