Expertos de Japón han informado al Gobierno que los contagios de coronavirus podrían haber llegado a su acmé a nivel nacional, pero que es necesario continuar la vigilancia debido al riesgo de un repunte.

Un subcomité de expertos se reunió el viernes para analizar los datos más recientes del número diario de personas que han presentado síntomas de la COVID-19. La cifra llegó a un punto máximo a nivel nacional del 27 al 29 de julio y, desde entonces, ha empezado a descender gradualmente.

Las cifras por prefectura también revelan que las infecciones habrían llegado a su máximo a finales de julio en Tokio, Osaka y Aichi, y que empezaron a descender hasta mediados de agosto en Fukuoka y Okinawa.

Sin embargo, los expertos advirtieron de la posibilidad de que se esté presentando otra nueva ola ya que no se cuenta con suficiente información del periodo vacacional de “bon”, a mediados de agosto. También señalaron que en algunas regiones, los contagios parecen mantenerse estáticos en un nivel alto.

Los expertos dijeron que durante la última parte de la primera ola de contagios, que abarcó de marzo a mayo, se presentó un incremento de casos en hogares para ancianos y hospitales. También señalaron que, en la actualidad, el número de pacientes graves está aumentando en prefecturas como Osaka, Aichi y Okinawa, entre otras. (NHK)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here