El experto chino en enfermedades respiratorias Zhong Nanshan y el principal infectologo estadounidense, Anthony Fauci, pidieron solidaridad y cooperación mundiales para combatir al coronavirus.

Ambos epidemiólogos intercambiaron opiniones en una conversación en línea organizada por la Universidad de Edimburgo y consideraron que la cooperación mundial es esencial en el control epidémico.

El nuevo coronavirus es enemigo de toda la humanidad, dijo Zhong, un investigador de la Academia de Ingeniería de China y un destacado experto en la investigación de enfermedades respiratorias en China.

“Si el coronavirus todavía se propaga en algunos países individuales, no se puede decir que la COVID-19 esté completamente controlada en todo el mundo. Si queremos acabar con esta epidemia, necesitamos que los encargados de la toma de decisiones de cada país tomen decisiones apropiadas basadas en la ciencia y en la evidencia. Todos deben dar lo mejor de sí mismos. Así que necesitamos la solidaridad mundial”, dijo Zhong.

Zhong consideró que algunos métodos poco científicos e inhumanos de “inmunidad natural” no deben utilizarse para lograr la inmunidad de rebaño.

“Con el desarrollo y la comercialización de las vacunas se requerirán al menos 2 a 3 años para lograr la inmunidad de rebaño en todo el mundo”, dijo Zhong.

Por su parte, Fauci señaló que “en el pasado tuvimos éxito en la cooperación mundial contra la viruela, la polio y el sarampión. No hay ninguna razón en el mundo por la que no podamos hacer lo mismo con la COVID-19 mediante una combinación de medidas de salud pública cooperativas y la aplicación de la ciencia para tener intervenciones en la forma de vacunas, terapias y otro tipo de intervenciones”.

Una noticia muy buena es el papel que la ciencia fundamental, básica y clínica ha tenido para una solución potencial y real del problema, aseguró.

“Y esto es en el desarrollo de vacunas muy eficaces, no sólo por parte de Estados Unidos, sino también por parte de China, Rusia, India y otros países. En este momento tenemos en Estados Unidos y en otros países de todo el mundo vacunas que tienen un muy alto grado de eficacia y un buen perfil de seguridad”, añadió.

“Sé que no vamos a lograr vacunar al mundo en un año, pero espero que podamos suprimir la dinámica de este brote hasta el punto en el que aunque no haya sido eliminado, sí esté extraordinariamente bien controlado de modo que pueda haber algunos pasos hacia la normalidad”, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here