Luego del incidente registrado el pasado domingo en el partido contra el Marsella, el atacante del Paris Saint-Germain, el amazónico Neymar, quien podría ser sancionado por agredir al futbolista español Álvaro González, pide que el ibérico también sea castigado por discriminación racial.

Cuando se jugaban los últimos minutos del partido del Olympique de Marsella  contra el PSG, Neymar fue expulsado por dar un “zape” en la cabeza a González, quien supuestamente le llamó “mono hijo de puta”, y luego de que ambos jugadores tuvieran varios encontronazos durante el encuentro.

El brasileño se quejó ante el árbitro desde el primer tiempo de insultos racistas por parte de sus rivales y la acción le puede originar una sanción de 4 a 7 partidos. de suspensión

El brasileño acepta su expulsión, pero pidió imparcialidad a la Comisión Disciplinaria de la Liga de Fútbol Profesional francesa y que el defensa del Olympique también responda por sus acciones, ya que no se puede “ignorar un acto racista”.

Entiende que las agresiones y malas palabras “son parte” de la rivalidad entre los futbolistas dentro del campo, pero que los “prejuicios y la intolerancia son inaceptables”. “Soy negro, hijo de negro, nieto y bisnieto de negro. Estoy orgulloso de ello”, escribió Neymar.

González negó las acusaciones de racismo y señaló que “hay que aprender a perder y asumirlo en el campo”. Sin embargo, sus antecedentes en el campo no le ayudan y durante el juego ganado por su club 1-0 estuvo en el centro de otros episodios antideportivos.

El PSG ya anunció que apoyará a su jugador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here