Medios ingleses dieron a conocer que el exentrenador de fútbol británico Bob Higgins, fue condenado a 24 años y 3 meses de cárcel luego de haber sido declarado culpable de abusar sexualmente de 24 jugadores menores de edad durante un período de 25 años.

Higgins, de 66 años de edad, fue entrenador de niños en el club de fútbol Southampton FC en la década de 1980, y los abusos contra sus pupilos se dieron entre 1971 y 1996.

El juez de la corte de la ciudad de Winchester, declaró que el acusado era un depredador “astuto y manipulador” que había abusado de su posición de confianza como un entrenador respetado.

Agregó que sus alumnos lo idolatraban y hacían cualquier cosa para complacerlo.

Algunas de las víctimas de Higgins, hoy personas de mediana edad, estuvieron presentes durante la audiencia y el anuncio de la sentencia, y el juez Peter Crabtree elogió la dignidad con la que se comportaron al describir las décadas de “graves daños psicológicos” que habían sufrido después de que Higgins abusara de ellos.

Algunos afectados testificaron ante la corte que habían tratado de suicidarse o que se habían convertido en alcohólicos y drogadictos para tratar de olvidarse del abuso sufrido por parte de su entrenador.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here