Michael Cohen, exabogado personal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, testificó en audiencia pública en el Congreso sobre la presunta conducta ilícita del mandatario y retrató una imagen oscura de su personalidad.

En una audiencia pública ante un comité judicial de la Cámara de Representantes liderada por los demócratas, el abogado, quien trabajó 10 años para el presidente Trump, presentó su testimonio sobre posibles delitos en los que había incurrido el mandatario.

El exabogado inició su declaración señalando que Trump es “racista, estafador y tramposo”, luego de que 2 congresistas republicanos pidieran una moción para retrasar la audiencia debido a la cuestionada credibilidad de Cohen, inhabilitado como abogado y condenado a 3 años de prisión por mentir ante el Congreso.

El exabogado aseguró que Trump sabía con antelación sobre la filtración de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata por parte de WikiLeaks, con intención de afectar la campaña de Hillary Clinton, y que estuvo en julio de 2016 en la oficina del entonces candidato presidencial republicano cuando Roger Stone, uno de sus asesores políticos más cercanos, lo llamó, y dijo a Trump que “acababa de hablar por teléfono con Julian Assange, fundador de Wikileaks, quien le dijo a Stone que, en un par de días, “habría una descarga masiva de correos electrónicos que dañaría la campaña de Hillary Clinton”.

Cohen dijo que Trump respondió: “¿No sería genial?”.

El presidente niega conocimiento previo sobre la divulgación de Wikileaks de los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata en época electoral, publicaciones que causaron daños internos en el Partido Demócrata, al exponer la preferencia de los legisladores por Hillary Clinton sobre el congresista Bernie Sanders.

Sobre Roger Stone pesan 7 delitos, entre ellos, manipulación de testigos, obstrucción y declaraciones falsas acerca de sus interacciones relacionadas con la divulgación por parte de WikiLeaks.

Cohen también se refirió al asunto de la Trump Tower en Moscú, proyecto de bienes raíces de Donald Trump para construir un rascacielos en la capital rusa, que nunca se llevó a cabo. “El señor Trump conoció y dirigió las negociaciones de la Trump Tower en Moscú a lo largo de la campaña y mintió al respecto. Mintió sobre eso porque nunca esperó ganar las elecciones. También mintió porque estaba dispuesto a ganar cientos de millones de dólares en el proyecto inmobiliario de Moscú. Y también mentí sobre eso porque el señor Trump me había dejado claro, a través de sus declaraciones personales, que él quería que mintiera”, dijo Cohen.

Previo a las declaraciones de su exabogado, Trump publicó en Twitter desde Vietnam donde sostiene la segunda cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un, y dijo que Cohen “está mintiendo para reducir su tiempo en prisión” y recordó que su exasesor acaba de ser “inhabilitado” como abogado en Nueva York y aseguró que “ha hecho cosas malas no relacionadas con Trump”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here