Una examante del Chapo Guzmán relató en el juicio contra el capo en Nueva York cómo se libraron de ser capturados un día de 2014, escapando por un túnel construido debajo de una bañera en una casa de Culiacán.

Se trata de la exdiputada sinaloense Lucero Guadalupe Sánchez, arrestada hace poco más de año y medio cuando intentó entrar a San Diego, y desde entonces está presa en Estados Unidos, acusada de conspiración para traficar cocaína.

Sánchez, que se declaró culpable en octubre pasado, enfrenta una pena de 10 años de cárcel a cadena perpetua, pero espera obtener una reducción de su sentencia por colaborar con el gobierno.

La mujer, de 29 años de edad, relató en el juicio que la huída se produjo el 17 de febrero de ese año cuando despertaron en la madrugada por el ruido de los helicópteros y golpes de personal castrense mexicanos en las puertas.

El Chapo la llevó hasta el baño y activó un mecanismo que levantó la bañera, Bajaron una escalera de madera, el narcotraficante abrió una puerta reforzada de acero y pasaron a un estrecho túnel lleno de agua y lodo junto a su secretario “Cóndor” y una empleada en pijamas.

Él corría primero, nos dejó atrás”, dijo la mujer en su testimonio contra Guzmán Loera, con quien mantuvo una relación de 2011 a 2013, aunque luego siguieron encontrándose esporádicamente. El Chapo miró casi todo el tiempo hacia abajo, evitando los ojos de su exnovia. La esposa Emma Coronel, presente en el tribunal, escuchaba y tampoco miró directamente a la testigo.

Lucero conoció al Chapo cuando tenía 21 años, y dijo que lo amaba aunque le tenía miedo y sintió más de una vez que éste la amenazaba. Cuando la llevaban a visitar al Chapo -al principio una o dos veces por mes, luego más seguido, hasta que terminaron viviendo juntos, y le vendaban los ojos para que no supiera dónde estaba.

Sánchez decidió dedicarse a la política y fue electa diputada local en Sinaloa, siendo desaforada y destituida antes del fin de su elección por la relación con Joaquín Guzmán.

Sánchez contó al jurado cómo tras conocer al Chapo éste la envió a la triple frontera de los estados mexicanos de Durango, Sinaloa y Chihuahua para comprar marihuana “que cumpliera las tres B de calidad; buena, bonita y barata” en comunidades que ella conocía desde niña, y para cargar aviones con hasta 400 kg de la droga. También contó que el Chapo tenía al menos 3 compañías fachada para mover dinero de la droga. (Afp, Efe,agencias)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here