Una nueva investigación cuestiona la idea de que el consumo de carne roja es malo y asegura que no es necesario disminuir la ingesta, en medio de la lucha en varias partes del mundo científico contra ese consumo parar reducir el riesgo de contraer enfermedades.

Especialistas de varios países critican las conclusiones a las que ha llegado este estudio efectuado por un grupo denominado nutriRECS, quien aseguró que la mayoría de las personas no debe modificar sus costumbres en torno al consumo de carne roja y procesada, ya que no hay evidencia estadística significativa para relacionarlo con el peligro de padecer enfermedades cardíacas o cáncer.

Para el epidemiólogo de la Universidad canadiense de Dalhousie, Bradley Johnston, uno de los responsables de la investigación publicada en Annals of Internal Medicine. “la certeza para demostrar estas reducciones de riesgo fue entre baja y muy baja”.

El estudio fue realizado por 14 investigadores de varios países que analizaron 5 estudios previos que contenían información de unas 54 mil personas.

Las críticas a esta investigación van en línea con recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que había definido a la carne roja como probablemente cancerígena para los humanos y a la carne procesada como cancerígena.

Expertos de distintas instituciones repudian este trabajo y según Walter Willett, profesor de epidemiología y nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard TH Chan, tiene “defectos” y es el “abuso de evidencias más atroz” que haya visto.

Agrega que “la magnitud de la reducción del riesgo al reemplazar la carne roja por fuentes de proteínas saludables es similar a la de muchos medicamentos que utilizamos para tratar el colesterol alto en la sangre y la presión arterial”.

La Universidad de Harvard emitió un comunicado en el que denunció que el informe del grupo nutriRECS tiene el potencial para dañar “la salud de las personas, la salud pública y la del planeta”.

“Estos estudios no deben cambiar las recomendaciones actuales sobre patrones alimentarios saludables y equilibrados para la prevención de enfermedades crónicas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here