El portal Eurekalert reproduce estos días el trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, quienes han concluido que ciertas personas tienen “una ventaja genética” que les ayuda a mantener su peso en cualquier circunstancia.

En el estudio, se quiso averiguar por qué en un entorno con acceso común a alimentos ricos en calorías o la opción de llevar un estilo de vida sedentario algunos logran mantenerse delgados incluso si comen todo lo que quieren.

Los especialistas hallaron 9 regiones genéticas involucradas en la obesidad grave y algunas vinculadas a la delgadez, tras analizar el ADN de casi 14 mil personas, entre ellas, 1.600 delgados, 1.985 con seria obesidad y 10 mil 433 con peso normal.

La investigadora Inês Barroso, parte del equipo de expertos, explicó que “como estaba previsto”, las personas obesas tienen “un puntaje de riesgo genético más alto que las personas con peso normal” mientras que en las delgadas es mucho más bajo.

Por su parte, Sadat Farooqi, quien encabezó el estudio, afirmó que “las personas delgadas y sanas generalmente son así porque tienen un menor lastre de genes que aumentan las posibilidades de tener sobrepeso” y “no porque son moralmente superiores, como algunos sugieren”.

Asimismo, confirmó que “la ciencia demuestra que las cosas son mucho más complejas”, con lo cual “tenemos mucho menos control sobre nuestro peso de lo que podríamos pensar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here