A nivel mundial, 1500 millones de personas viven con algunos grados de pérdida auditiva, de los cuales alrededor de 430 millones de personas requieren servicios de rehabilitación para su pérdida auditiva

La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones al nacer, ciertas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, exposición a sonidos fuertes, uso de medicamentos ototóxicos y envejecimiento.

Más de mil millones de adultos jóvenes corren el riesgo de sufrir una pérdida auditiva permanente y evitable debido a prácticas auditivas poco seguras
De aquellos que podrían beneficiarse con el uso de un audífono, solo el 17% realmente lo usa.

La brecha es constantemente alta en todas las partes del mundo, oscilando entre el 74% y el 90% en todos los niveles de ingreso

Se necesita una inversión adicional anual de menos de 1,4 dólares por persona para ampliar los servicios de atención auditiva a nivel mundial

Entre los países de bajos ingresos, alrededor del 78% tiene menos de un especialista en oído, nariz y garganta por millón de habitantes; el 93% tiene menos de un audiólogo por millón; solo el 17% tiene uno o más logopedas por millón; y el 50% tiene uno o más maestros para sordos por millón.

Los expertos explican que esta brecha se puede cerrar mediante la integración de la atención del oído y la audición en la atención primaria de salud mediante estrategias como el intercambio de tareas y la capacitación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here