El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegura que las fuerzas estadounidenses que se encuentran en el norte de Siria controlan campos petrolíferos y Washington y puede hacer lo que desee con sus reservas porque ya impidieron que terroristas del Estado Islámico se apoderaran de los yacimientos.

Trump dijo en Londres durante una conferencia de medios que “el Estado Islámico, como saben, trató de recuperar el control del petróleo”.

Afirmó que “en este momento, los únicos soldados” que Estados Unidos posee en la zona son los que “controlan” el crudo, así que “tenemos el petróleo y podemos hacer con él lo que queramos”.

La presencia de militares norteamericanos en el noreste de Siria tiene como presunto objetivo impedir  el acceso a esos campos petroleros al Estados islámico”, aunque hay expertos que señalan que su verdadero objetivo es controlar la extracción ilícita de crudo y contrabandear ese oro negro en beneficio propio.

En su momento, los norteamericanos establecieron un esquema similar en tiempos de la guerra contra Saddam Hussein, ocupando los campos petrolíferos de Irak para “protegerlos” de cualquier ataque de fuerzas  leales a Saddam.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here