El Departamento de Estado de Estados Unidos ordenó hoy miércoles la salida de todos sus “empleados gubernamentales que no sean de emergencia” del territorio de Irak.

Esto indica un comunicado de la embajada estadounidense en Bagdad, con lo cual los trabajadores deben abandonar tanto la embajada en Bagdad como el consulado en Erbil, y se precisa que “los servicios normales de visa en ambos puestos serán suspendidos temporalmente”.

El documento agrega que “el Gobierno de Estados Unidos tiene una capacidad limitada para proporcionar servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses en Irak”, y de paso, recomienda a esas personas “salir de Irak en transporte comercial lo antes posible” y “evitar las instalaciones de Estados Unidos” en el territorio del país<.

La decisión se enmarca en medidas tomadas por Washington luego de que hace unos días, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, visitara sorpresivamente Irak en momentos en los que aumentan las tensiones con Irán.

Pompeo dijo que se tienen datos que demuestran que Irán planea perpetrar ataques “inminentes” contra las Fuerzas Armadas estadounidenses desplegadas en Irak y apenas la semana pasada la Embajada de Estados Unidos en Bagdad advirtió a los estadounidenses sobre un aumento de las tensiones en Irak.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here