El ataque suicida ocurrido la noche del sábado en la recepción masculina de una boda celebrada en el oeste de la capital afgana habría sido obra del Estado Islámico, quien reivindico el atentado que dejó al menos 63 muertos y 182 heridos.

“La explosión se produjo cerca del escenario donde estaban los músicos. Todos los jóvenes, niños y toda la gente que estaba allí murieron, dijo uno de los testigos.

El ataque despertó una ola de indignación en Kabul, y el jefe del Gobierno, Abdullah Abdullah, calificó el “odioso e inhumano” ataque de crimen contra la humanidad, al tiempo que presentó sus condolencias a las familias de las víctimas.

Algunos testigos aseguran que la celebración la realizaban miembros de la minoría chiita, centro de ataques durante años por militantes sunitas como los talibanes y el Estado Islámico tanto en Afganistán como en Pakistán

El portavoz de la Oficina Presidencial, Sediq Sediqqi, dijo vía Twitter estar “destrozado” por el ataque suicida. ” Se trata de un crimen odioso contra nuestra gente, ¿cómo es posible entrenar a un humano y pedirle que se haga explotar en una boda?”, dijo Sediqqi.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here