Los aficionados a la astronomía podrán apreciar este 28 de enero el primer plenilunio del año, que en algunos países de América del Norte y Europa es llamado “Luna del lobo” o “Luna vieja”.

El jueves venidero, la Luna alcanzará el punto más alto en el firmamento en comparación con restantes lunas llenas en lo que queda del 2021.

Sin embargo, expertos advierten que la Luna será en un momento dado demasiado brillante, por lo cual recomiendan apreciarla entre la puesta del sol y la salida de la luna, o viceversa, según el orden en que ocurra para los distintos rincones del planeta.

Al observar la luna llena desde el lado oriental del horizonte, parecerá más grande y tendrá un tono más anaranjado, que se irá perdiendo a medida que alcance mayor luminosidad. La mejor manera de hacerlo será desde una ubicación elevada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here