Un gran avance cientifico lo es sin duda lo que ofrece la impresora 3D creada por  ingenieros de la Universidad de Toronto, cuyas pruebas en su misión de curar y cubrir quemaduras de gravedad en la piel, han sido bastante esperanzadoras.

 

La impresora 3D portátil fue sometida a pruebas en las que los investigadores pudieron demostrar que, además de imprimir láminas de piel artificial, también puede cubrir grandes quemaduras a través de su tinta biológica que ayuda al proceso de curación de la piel.

 

El proyecto lo dirige el candidato a doctorado del Instituto de Biomateriales e Ingeniería Biomédica Richard Cheng, bajo la supervisión del profesor Axel Guenther del departamento de ingeniería mecánica e industrial.

 

Los ensayos in vivo en heridas graves fueron publicados en la revista Biofabrication donde se comprueba la capacidad curativa de la tinta biológic, y de acuerdo con Guenther, “anteriormente, probamos que podíamos depositar células en una quemadura, pero no había ninguna prueba de que hubiera algún beneficio para la curación de heridas. Ahora lo hemos demostrado”.

 

Los autores del ensayo resaltaron que, para la medicina, esta impresora 3D resulta un gran avance, pues para ellos representa un gran desafío realizar injertos de piel cuando se trata de un paciente que ha sufrido quemaduras en un gran porcentaje de su cuerpo.

 

“Con grandes quemaduras, no hay suficiente piel sana disponible, lo que podría provocar la muerte de los pacientes”, dijo el colaborador del proyecto Marc Jeschke.

 

A pesar que la impresora 3D aún está en etapa de pruebas y más perfeccionamiento para su debido uso, los autores del proyecto que incluye a varios colaboradores esperan que muy pronto sea empleada por los cirujanos en una sala de operaciones real.

foto: whats new.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here