La esposa del primer ministro israelí benjamín Netanyahu, ha sido declarada culpable de uso indebido de fondos, pero todo lo va a subsanar aparentemente con una multa.

Sara Netanyahu reconoció este domingo ante un tribunal haber gastado 45 mil euros del erario público en servicios de catering, toda vez que pedía comida a domicilio al tiempo que ocultaba tener cocinero privado de tiempo completo en su casa.

La esposa del cuestionado premier optó por llegar a un acuerdo con la fiscalía para evitar una condena mayor reconociendo su culpabilidad.

Como sanción deberá pagar 11000 euros por reembolso y otros 2 mil 500 de multa, cifra menor a la que declaró haber usado de los fondos públicos, quedando así absuelta de los cargos de fraude y abuso de confianza.

Este es uno de los escándalos en los que están inmersos los Netanyahu, ya que el primer ministro lleva ya bastantes meses enfrentándose a acusaciones de soborno, fraude y abuso de confianza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here