Las decenas de incendios declarados en Australia siguen causando estragos en la costa este del país, lo que ha obligado a residentes de la ciudad de Sídney a cubrirse con máscaras de la fuerte contaminación generada por las conflagraciones.

La cosmopolita ciudad australiana, la más poblada del país, se ha visto afectada en su zona periférica por una importante capa de humo que incluso obligó a las autoridades a la cancelación de eventos deportivos previstos este fin de semana.

Varios focos de incendios acabaron formando un “megafuego” que está fuera de control en el norte de Sídney, informaron las autoridades, y la cadena pública ABC mencionó que “no podemos parar estos fuegos, irán ardiendo hasta que las condiciones mejoren y luego intentaremos hacer lo que podamos para contenerlos”.

Rob Rogers, subinspector del servicio rural de incendios de Nueva Gales del Sur, dijo que “hay probablemente más de 8 incendios en total”, y precisó que se estaba formando el megafuego en un área de un parque nacional.

Muchos habitantes de la ciudad salieron a las calles cubriendo sus caras con máscaras para protegerse de la contaminación.

Rogers indicó que por el momento los bomberos solo podían desalojar a los vecinos, proteger las viviendas y esperar que mejoren las condiciones meteorológicas.

Los usuarios colgaron centenares de fotos en los que se aprecia diferentes puntos de la ciudad con un cielo teñido de un intenso humo naranja. En redes sociales junto a la etiqueta #sydneysmoke (Sídneyhumo)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here