Para Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, las condiciones están dadas para que la Fiscalía General de la República atraiga la investigación por la ejecución extrajudicial de 8 personas, el 5 de septiembre, en esa ciudad de Tamaulipas.

Ramos señala que “debe ser en las próximas horas. No debe pasar más de 72 horas para que el gobierno federal admita la atracción de la investigación, me parece que ya están dadas las condiciones, y se ha documentado lo suficiente y escuchado directamente el reclamo de familiares de víctimas”.

Aseguró además que “en cualquier momento el gobierno federal podría anunciar la atracción de dicha investigación”, y precisó que no se confía en el fiscal especial que nombró Irving Barrios Mojica, fiscal general de Tamaulipas, para que esclarezca los hechos donde están involucrados elementos del Ejército y la Policía Estatal.

“Desconfiamos totalmente del gobierno de Tamaulipas, esta designación es una simulación como otras tantas que han ocurrido y de ninguna manera nos vamos a prestar a esa investigación, porque no confiamos en el fiscal Irving Barrios”, reiteró Ramos.

En un comunicado de prensa, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado había informado sobre los hechos que para este organismo de Derechos Humanos, se trató de un montaje y una ejecución extrajudicial.

La información oficial explicaba que “el día de hoy fueron aseguradas una camioneta modificada con blindaje artesanal, así como 15 armas largas y una corta luego de que policías estatales repelieron una agresión en su contra en la que murieron 8 personas, identificadas como integrantes de un grupo delictivo”.

“Ayer tuvimos una reunión con funcionarios de la Secretaría de Gobernación para denunciar directamente lo que había sucedido la mañana del 5 de septiembre, el montaje que hizo el gobierno de Tamaulipas, la criminalización de las víctimas, y finalmente ocho ejecuciones extrajudiciales”, exigió, por su parte, el defensor de Derechos Humanos.

“También estuvimos en la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para pedir la presencia de un relator, en este caso, es decir, que llegue la queja a las oficinas en Ginebra y que sea el relator de ejecuciones arbitrarias y extrajudiciales quienes tomen este caso como queja de violaciones graves”, puntualizó Ramos.

Ramos dijo que por los hechos sucedidos el pasado 5 de septiembre están pidiendo que se le inicie un juicio político a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas y añadió que se tienen las evidencias que acusan a los cuerpos de seguridad de haber hecho un montaje de un supuesto enfrentamiento de éstos contra miembros de la delincuencia organizada.

“Las pruebas son evidentes, tenemos testimonios periciales, de la forma en que fueron ejecutados, de manera extrajudicial estas personas, tenemos los videos que muestran la presencia de policías estatales y militares desde las 7:30 horas en Valle de Anáhuac, cuando el reporte oficial indica que la presunta balacera fue a las 9:30 horas, es decir, 2 horas después, explicó Raymundo Ramos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here