El canciller español, Josep Borrell, aseguró que el Gobierno que representa va a limitar las actividades políticas del líder opositor venezolano Leopoldo López, quien se encuentra refugiado en la residencia del embajador español en Caracas.

Borrell dijo en una rueda de prensa desde el Líbano que “España no va a permitir que su Embajada se convierta en un centro de activismo político para la oposición”, y apuntó sobre la conferencia que dio López ante periodistas el jueves frente a la Embajada, que “a partir de ahora esto será regulado”.

El diplomático español puntualizó que López se encuentra “simplemente como huésped” en la Embajada y no en calidad de asilado, pues el opositor no ha tramitado la solicitud, y todavía tienen que aclararse “cuáles son los pasos a seguir”.

Agregó que ha hablado de la situación del fundador del dirigente opositor con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Por otro lado, el embajador de Venezuela en España, Mario Isea, criticó que López utilice la Embajada de España en Caracas como “base de operaciones” para “alentar un golpe”, y considera que la presencia del opositor en la residencia del embajador español se puede interpretar como una “instrumentalización en clave electoral en España”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here