En un comunicado, obispos de América Latina y el Caribe,  afirman que ante los terribles incendios que consumen grandes porciones de la flora y fauna  en  Alaska,  Groenlandia,  Siberia,  Islas  Canarias,  y  de  manera  particular  de  la Amazonía,  quieren manifestar  su preocupación por la gravedad de esta tragedia “que no solo es de impacto local, ni siquiera regional sino de proporciones planetarias”.

En el documento firmado por los arzobispos de Trujlillo en Perú, Sao Paulo en Brasil, Cali en Colombia, Managua en Nicaragua y Monterrey en México, recuerdan que la esperanza  por  la  cercanía  del  sínodo  Amazónico,  convocado  por  el  Papa Francisco, se ve ahora empañada por el dolor de esta tragedia natural, y expresan a hermanos pueblos  indígenas  que  habitan  este  territorio,  toda  su cercanía  y unimos  voces para gritar al  mundo  por la solidaridad  y la pronta atención para detener esta devastación.

En el texto, los obispos regionales dicen que la Amazonia es una región con rica biodiversidad, es multiétnica, pluricultura  y plurirreligiosa, un  espejo  de toda la humanidad que en defensa de la vida exige cambios estructurales y personales de  seres  humanos, Estados  e  Iglesia.

Precisan que esta realidad supera el ámbito estrictamente eclesial amazónico, por lo que llaman a  los  gobiernos  de  los  países  amazónicos,  especialmente  de  Brasil  y Bolivia, a Naciones Unidas y la comunidad internacional, a tomar medidas para salvar al pulmón del mundo.

Añade el comunicado que lo que le pasa al Amazonas no es un asunto solo local sino de alcance global, y que si el Amazonas sufre, el mundo sufre.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here