A 8 días de la tragedia ocurrida con la catedral francesa de Notre Dame, el grupo de ‘hackers’ conocido como Anonymous lanzó un mensaje a los multimillonarios que han donado fuertes sumas de dinero para la reconstrucción del inmueble, tras el incendio que destruyó parte de la iglesia el pasado 15 de abril.

El mensaje de Anonymous apareció en su página web, y en el mismo, señala que las “generosas donaciones constituyen una “caridad selectiva” que “ha abierto los ojos de la gente del mundo a las prioridades equivocadas de la clase dominante”.

Y es que entre las donaciones destacan las de Bernard Arnault, el hombre más acaudalado de Francia, que habría otorgado 200 millones de euros, así como los 100 millones de euros que donó François-Henri Pinault, dueño del grupo de empresas Kering, que incluye marcas como Gucci, Balenciaga e Yves Saint Laurent.

Según Anonymus, “es admirable que estuvieran dispuestos a rascarse los bolsillos en un momento de crisis nacional (si quieren llamarlo así), pero ahora la gente del mundo se pregunta por qué no muestran este tipo de compasión cuando vidas de personas están realmente en juego”.

Añaden que “la pérdida parcial de un edificio histórico ha reunido más donaciones que cualquier desastre natural o crisis de pobreza en los últimos años”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here